Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Sobre el tiempo

El tiempo psicológico no es lineal. No es la repetición de nada constante. Los momentos no son unidades estables, cada uno es diferente al anterior y tiene su duración propia. Y son diferentes porque las condiciones del cuerpo, que son las que dan la verdadera cadencia de nuestra existencia, también lo son. El recuento mecánico de los relojes no tiene nada que ver con las condiciones de nuestro cuerpo ni con las duraciones y sucesiones reales de nuestra experiencia personal. Los relojes suman unidades constantes sin entidad. Los segundos, los minutos, las horas. Un simple contar: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis... Ir sumando una unidad cada vez de algo que no tiene realidad: siete, ocho, nueve... Un metraje vacío que imponemos a los eventos y experiencias para tratar de meter la existencia en una extensión análoga al espacio, seguramente por la ilusión de marcar lo que sentimos, lo que pensamos (nuestro tiempo real, que está hecho de momentos) con unas señas que pudieran contener …

El pensamiento según Servet

La mente es la facultad de pensar. Consiste, básicamente, en la capacidad de identificar elementos que son comunes y de discernir los que son diferentes, a partir de las informaciones que aportan los sentidos y la memoria. En base a este ‘escrutinio’, las ideas similares, o los elementos similares de las mismas, se combinan en ideas o elementos nuevos, se infieren unos de otros, se asocian o simplemente se mezclan o se diferencian entre sí. Explicaba Servet. Esta actividad no se realiza en el vacío metafísico, de un modo no físico. Seguía el de Tudela. La realiza la maquinaria de la compleja red vascular del cerebro y de los nervios. (La suya era una teoría vascular del cerebro, no neurológica.) Pero aún esta maquinaria no crea tampoco la mente de la nada, no es tan mágica ni maravillosa. No es un 'motor inmóvil', no funciona de manera aislada, por sí misma, sino que es movida y se alimenta por el ‘aire-spiritus’. Este elemento material y universal tiene un ‘logos’ inherente qu…