Ir al contenido principal

Entradas

Tu cerebro no procesa información

Afirmaba recientemente Robert Epstein:
"Tu cerebro no procesa información, no recupera conocimiento ni almacena recuerdos. En resumen: tu cerebro no es una computadora."

Nuestra mente, en efecto, se parece muy poco a un ordenador. Nuestro cerebro no es un almacén de información, ni el pasado está en un archivo de memoria. El cerebro no es la máquina creada específicamente para guardar y procesar información que nos empeñamos en ver. Nuestras cualidades tienen muy poco que ver con las de una computadora; en realidad los ordenadores son mucho mejores que nosotros en guardar y procesar datos, pues los hemos diseñado específicamente para ello.
Los seres humanos, a diferencia de los ordenadores, tenemos experiencias sensibles a partir de las energías que provienen del entorno y de nuestro propio cuerpo. Lo que hacemos básicamente es sentir y resonar con la rica realidad de los sentidos, y elaborar pensamientos acordes a ella; nuestro cuerpo es como una caja de resonancia que reve…
Entradas recientes

The brain sounds like ...jazz!

An EEG of one single electrode at prefrontal area was registered. Then it was converted to a sound file using Matlab software.

Its range of frequencies (0-512 hz) is wider than classic EEG ones and it sounds in a wonderful and different way. Some kind of music appears.

Chaos or really music?
Some kind of simphony of Mnemósine?
Listen in hi-fi to appreciate and judge yourself.

Mente, cuerpo y entorno.

La memoria no es el pasado. Ni siquiera es un registro más o menos completo del pasado. Solo es el residuo que queda de una experiencia que ya no existe. 
El pasado está en nuestra mente en el mismo grado en que lo está el futuro. La mente es actividad presente, y los contenidos que produce, los pensamientos, sobre lo que ha sucedido (el pasado) o sobre lo que puede suceder (el futuro), son producto de esta actividad pero no son la actividad.
Nuestra mente no trabaja como un ordenador, como señala R. Epstein. Nuestro cerebro, en realidad, no es un almacén de información. El pasado no está guardado en un archivo de memoria. El cerebro no es la máquina creada específicamente para guardar y procesar información que nos empeñamos en ver. No somos una computadora. (En realidad los ordenadores son mucho mejores que nosotros en guardar y procesar datos, pues los hemos diseñado específicamente para ello.)  No se niega la existencia de la memoria. Con nuestras experiencias quedan huellas de memo…

Psicología y vida

Señala Henri Bergson que percibimos la existencia como una secuencia de saltos de un estado psicológico a otro, aunque la vida, el funcionamiento de nuestro cuerpo y de nuestro cerebro, es un continuo temporal sin interrupciones. Una cosa es la vida y otra la experiencia de la vida, la cual es un fenómeno de percepción y, como toda percepción, no toma la realidad completa sino elementos discretos.
Cada una de las cosas que percibimos, según Bergson, sería el 'punto mejor iluminado' de todos nuestros pensamientos, sentimientos y deseos posibles a cada situación y momento dados. Es la adecuación o idoneidad de estos pensamientos, sentimientos y deseos respecto a la situación concreta lo que hace saltar la 'chispa' que 'ilumina' un punto concreto en la conciencia y no otro. Así, experimentamos aquellos pensamientos y sentimientos, de todo cuanto pueda contener nuestra mente, que mejor se vinculan a la situación a la que estamos expuestos a cada momento.

Pero las …

Marco Aurelio. El guía interior.

En los años de tu vida, si no quieres estar en desgracia, debes encontrar tu camino, la razón verdadera de tu existencia, y no depender de lo que los demás piensen, digan o hagan. Has de tener claras las ideas de qué quieres, huir de las distracciones y no actuar por hipocresía o egoísmo creyendo adecuarte a las ‘almas’ de los demás, las cuales desconoces si todavía no conoces cómo se comporta la tuya. Ésta es la dirección en la que debes trabajar, advierte Marco Aurelio en sus Meditaciones, si quieres vivir y no simplemente sobrevivir. Es tu alma la que debes encontrar y a la que debes seguir; debes respetar ante todo la que te pertenece a ti y no depender de lo que no es propio tuyo sino de los demás. Es necesario que conozcas primero los movimientos de tu alma y a partir de éstos podrás entender la de tus semejantes. La principal meta de nuestra vida, defiende Aurelio, es conocer nuestra naturaleza real.

"¡Te afrentas, te afrentas, alma mía! Y ya no tendrás ocasión de honrarte. …

Giordano Bruno. La magia.

Sostiene Giordano Bruno en el libro De la Magia que el vacío absoluto no existe, que no hay espacio que no esté ocupado por alguna forma de materia.
Los objetos del mundo no están aislados unos de otros; entre ellos hay un continuo, señala. El espacio imperceptible existente entre los cuerpos perceptibles es un continuo que, más que separarlos, de alguna manera media entre ellos y los comunica. El aire (o 'el espíritu aéreo' como lo llama) es un cuerpo simple imperceptible a nuestros sentidos que ocupa ese continuo, toca toda la materia y está dotado de una gran eficacia sobre el alma, afirma Bruno, pues, además de tocarla, tiene un gran parecido con ella.

"El vacío, es decir un espacio sin cuerpo, no existe: un cuerpo no abandona un espacio sin ser reemplazado por otro. Ciertamente el alma abandona el cuerpo que ocupaba en vida, pero no puede abandonar el cuerpo universal -a menos que prefiramos decir que ella no puede ser abandonada por el cuerpo universal-. Está pues ind…

¿Una mente cardiorrespiratoria?

Existe una serie de investigaciones de las décadas 1970 y 1980, en el ámbito de la psicología experimental, que estudian el significado psicológico que puedan tener las variaciones de la actividad cardíaca y respiratoria, de las que se puede hacer una lectura muy interesante. Los ritmos respiratorio y cardíaco, al contrario de lo que solemos pensar, en realidad son bastante inestables. Presentan, como se señala en estos estudios, una alta variabilidad interna en unos intervalos de tiempo o frecuencias muy similares a los de las fluctuaciones del pensamiento que subjetivamente notamos en la experiencia consciente. En los intervalos que van de siete segundos hasta alrededor de un minuto y medio, la actividad cardiovascular muestra, de manera consistente, una importante variabilidad que los investigadores consideran 'estocástica' (Sayers, 1973, 1980; Mulder G, 1980; Mulder y Mulder, 1981; Mulder LJM, 1988; Jorna, 1992). Son fluctuaciones globales e imprevisibles del sistema circul…