Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2022

De 'Lámparas de fuego', de Joan Mascaró.

Permitidme que compare el alma con un par de caballos alados y un auriga. Los caballos alados y los aurigas de los dioses son todos ellos nobles y de noble estirpe, pero los de otras razas son mezclados. Nuestro auriga humano conduce un par de ellos; uno es noble y de noble casta, y el otro es innoble y de casta innoble; y dirigirlos es por supuesto duro y difícil. Las alas son el elemento corpóreo que es lo más parecido a lo divino, y que por naturaleza tiende a elevar y a llevar todo aquello que gravita por las zonas bajas hacia la región superior donde habitan los dioses. Lo divino es belleza, sabiduría, bondad y cosas parecidas; y con ellas el alma se alimenta y crece; pero cuando se alimenta con el mal, la fealdad y lo contrario del bien, se consume y es destruida. Zeus, el poderoso jefe, lleva las riendas de un carro alado y lo conduce hacia el cielo y todo lo ordena y cuida de todo. Los carros de los dioses, en constante equilibrio, obedecen las riendas y corren rápidamente; per