Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

La máquina más sofisticada que jamás pueda existir

Decía H. Bergson “el espíritu abarca el pasado, mientras que el cuerpo está confinado en un presente que incesantemente vuelve a comenzar". En efecto, nuestra mente maneja contenidos que se remontan al pasado pero funciona orgánicamente en el presente exacto, el cual se renueva constantemente, sean cuales sean esos recuerdos, más antiguos o más recientes. Todo funcionamiento real, mental o de cualquier tipo, ocurre necesariamente en el presente.
Pero al presente exacto no lo razonamos con objetividad, solo lo sentimos, pues todo pensamiento está contaminado por el pasado, por los conocimientos que hemos ido fijando o activando hace tiempo o hace solo un instante. Los recuerdos condicionan nuestra percepción y nuestro juicio de los objetos y de los acontecimientos que se suceden. Sin embargo todo lo real ocurre ahora mismo, en 'un presente que incesantemente vuelve a comenzar' y que nos arrastra, desfasados, sin solución. Lo real, el presente, nos pilla desprevenidos por ne…