Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Ibn Arabi, el engarzador de sabidurías (II).

Según Ibn Arabi nuestras experiencias y conocimientos son fenómenos de la imaginación. Nuestra consciencia es ajena a la realidad del mundo físico, como tambien es ajena a la verdad de Dios, pues al fin y al cabo naturaleza y Dios son lo mismo. Nuestra 'realidad personal' es puramente mental. Nos movemos en un mundo psicológico, el mundo de los nombres que ponemos a las cosas, no en el mundo de las cosas en sí.

"Tienes que saber que tú eres imaginación, y que todo lo que percibes y de lo que dices 'esto no soy yo' es (también) imaginación. Nuestra realidad personal en su totalidad es una imaginación dentro de una imaginación. En cambio, la verdadera realidad, la verdad, es Dios considerado en su esencia y en su ser, no bajo el punto de vista de sus nombres."
"Dios es como la luz que un cristal vela a la mirada y tiñe de su propio color: incoloro por sí mismo, se te presenta coloreado para ilustrar lo que es tu realidad cuando se la compara con tu Señor. Si…